Fiel caballero andante,  por su elegancia tenido. Siempre firme en sus ideas, lo atrapó el coronavirus.     

Su entusiasmo inigualable,   su sonrisa, su cariño,  rebosaban a su paso, para todos un amigo.

Por qué Jaime, te marchaste, la orfandad nos ha venido, ayúdanos desde el cielo   a no perder el camino

JAIME CASTAÑON

OBRAS DE JAIME CON SOLDESER